lunes, 19 de abril de 2010

CANTES DE LEVANTE




Algunas antologías incluyen bajo este epígrafe a los estilos de Málaga junto a los cantes mineros por su tronco común: el fandango. Nosotros preferimos tratarlos por separado pues tanto su formación como la temática de sus coplas son diferentes.

También suelen nombrase como Cantes Mineros porque se formaron por el aflamencamiento que los emigrantes de estas regiones andaluzas y levantinas hicieron de los fandangos de las comarcas mineras de Cartagena, La Unión, Almería, Almadén, Linares y La Carolina
.






Naturalmente, estos cantes no se hacían en el interior de las minas durante las horas de trabajo debido a la dureza del mismo. Entre jornada y jornada, los hombres se reunían en bares, tabernas y otros lugares de descanso y distracción, como una necesidad vital y primaria al saberse libres y a salvo del riesgo y los peligros de la mina, al menos durante un día más.





Así mismo, las letras de sus coplas casi siempre hacen referencia al trabajo minero, a su dureza y al sufrimiento que causaba. Son pues cantes tristes, de tercios largos, libres de compás y ataduras rítmicas y cargados de funestos presentemientos. La siguiente letra, que popularizó Encarnación Fernández, es un claro ejemplo de ello:


Quiero hacer fuerza y no puedo,
siento de la muerte el frío,
quiero hacer fuerza y no puedo.
No me abandones, Dios mío,

porque queda otro barreno

entre el escombro perdío.




Los principales Cantes de Levante que, con más o menos frecuencia, se interpretan en la actualidad son las tarantas, el taranto, las cartageneras, las murcianas, las mineras, la levantica, el cante de madrugá y el fandango minero.




Destacado artífice de la mayoría de todos estos cantes fue Antonio Grau Mora (1.847 - 1.906), conocido como Rojo El Alpargatero. A finales del siglo0 XIX regentaba uno de esos locales de asueto y reunión de mineros en La Unión y aparece reflejado en alguna de las letras populares que se cantaban por entonces:

Ha llegado un forastero
a la sierra de La Unión,

no trabaja de minero

y le llaman en la región
el Rojo, el Alpargatero.







Otros célebres y destacados cantaores de esta época, y que contribuyeroin sinduda a la propagación y desarrollo de estos estilos de cante, fueron el Ciego de la Playa, Pedro el Morato, el Pajarito, la Peñaranda, el Cabrerillo, Chilares, el Cojo Luque, Enrique el de los Vidales y el Fruto de Linares entre otros..
Más recientes, y de los que se conservan algunas grabaciones, podemos citar al Cojo de Málaga, Pencho Cros, Manuel Escacena, Encarnación Fernández y Antonio Piñana que rescató muchos de estos cantes aprendidos del hijo del Alpargatero.

Pero si estos estilos han llegado hasta nosotros ha sido gracias al genio creador de don Antonio Chacón que imprimió su sello personal a casi todos ellos, los fijó y los dotó de la esrtructura musical que hoy tienen. Diez estilos distintos de estos cantes dejó grabados este insigne jerezano y que se hacen imprescindibles en el estudio de los matices que los significan y diferencian.



El joven artista morisco (gentilicio con el que se conoce a los nacidos en la Puebla de Cazalla) Rubito Hijo y ganador de la Lámpara Minera de 2.003, en su último disco "Poniendo el alma" incluye unos Cantes de Levante, con letras de José L. RodrÍguez Ojeda y la guitarra de Fernando Rodríguez, que hemos montado en el siguiente vídeo.


video


Enlaces
Rubito Hijo

No hay comentarios: