domingo, 27 de diciembre de 2009

LA MARIANA




""En la indisciplinada historiografía flamenca, resulta un tanto utópico precisar el origen de un estilo, o la absoluta propiedad creadora de un determinado intérprete""

Esta certera afirmación de Alfredo Arrebola viene como anillo al dedo en el caso de la mariana. Desde Domingo Manfredi que la cataloga como "un cante huérfano de padre y madre..." hasta la leyenda de la mona o la cabra (llamada "Mariana") que bailaba al son del pandero de un zíngaro, hay un montón de arriesgadas elucubraciones en las que no vamos a entrar.


Anselmo González Climent dice haber escuchado de boca de Luís López Benitez (Sevilla 1.889 - Madrid, 1.936), más conocido como el Niño de las Marianas, la siguiente declaración:

""
El cante que tanta fama me reportó se me ocurrió a los diecisiete años de edad. Le puse el nombre de cante de las marianas. La idea original se me apareció al oir a unos húngaros que baialaban y cantaban con el pandero, deambulando por tierras andaluzas. Escuchando el son de aquella gente exótica, sólo me quedó la tarea de aflamencar aquellas canciones y buscarles letras apropiadas.""

Alfredo Arrebola, entre otros, duda de tal declaración ya que este cante, con música y letras similares, fue grabado con anterioridad por Garrido de Jerez, la Señora Soler, Sebastián el Pena, Manuel Escacena, la Rubia de Málaga, el Mochuelo y Manolo Pavón entre otros.

Sea como fuere,
la mariana es un cante derivado de los tangos y más concretamente de los tientos. Anselmo González la bautizó como tientos de Luís López y cada vez son menos los que consideran a la mariana como un cante autónomo o independiente. Su compás es monótono, con reminiscencias orientales y evocaciones camperas.

Fue un cante que gozó de cierta popularidad a finales del siglo XIX y principios del XX. Además de los ya citados hay que destacar al Cojo de Málaga, a Manuel Escacena y al Niño de las Marianas, que, si no fue su creador, fue el único que mereció ser bautizado artísticamente con el nombre del cante: por algo sería.


Pero con la llegada de la Ópera Flamenca cayó en desuso. Se habría perdido de no haber sido por Pedro del Valle (Perico el del Lunar) que la incluyó en la Antología del Cante Flamenco, que dirigió para Hispavox en 1.954, y que interpretó magistralmente Bernardo el de los Lobitos, jaleado por Rafael Romero, la versión de Luís López.


XXX. BERNARDO EL DE LOS LOBITOS. Mariana.
CLIC AQUÍ para escuchar
XXX. Guitarra: Perico el del Lunar.



Actualmente es poco interpretada aunque algunos cantaores la dejaron grabada abandonando las letras primitivas sobre cabras y monas. Tal es el caso de José Menese, Miguel Vargas, Jesús Heredia, Curro Lucena y algunos más.


El ejemplo más vivo y claro lo tenemos en estas marianas que grabó José Menese en 1.970, en su LP "Renuevos de cantes viejos" con alusiones antimonárquicas y anticlericales con referencia a los nombres de las calles y las esquinas. Su mariana recuerda más a las que grabaron Sebastián el Pena, Manuel Escacena y Manolo Pavón.

XXX. JOSÉ MENESE. Cuando llegará el momento. Mariana.
CLIC AQUÍ para escuchar
XXX.Guitarra: Melchor de Marchena; Letra: Francisco Moreno Galván
.

NOTA. La caratula de la imagen corresponde al EP de 1.965 "Cantes de José Menese" que lo pongo al no disponer del citado "Renuevo de cantes viejos"


Enlaces
Niño de las Marianas
Bernardo el de los Lobitos
Perico el del Lunar
José Menese
Melchor de Marchena

3 comentarios:

Ramona dijo...

Me gusta mucho el cante de La Mariana.
Celebro que lo cites en tu antología, entre otras cosas "pa que suene", ya que hoy por hoy no se lo oímos a ningun cantaor. Tendríamos que plantearnos una reinvindicación de algunos cantes que ya no los cantan para nada; van a desaparecer...

Anónimo dijo...

La mariana de José Menese está basada en la que grabó Manuel Escacena (1886-1928) con la letra:
Marecita mía de mi alma (marianas)

marecita mía de mi alma
qué fatiguitas las que yo estoy pasando
por una mala serrana
que el crédito me anda quitando
mi alma te quiero


(Cuando)querrá el Dios del cielo
que las pascuitas cayeran en viernes
la lunita en tu tejado
y yo en la camita donde tú duermes
mi alma te quiero


sube, sube, Mariana
y por aquella montañita arriba sube, sube
mi alma, macarone
te quiero


y no pegarle más palitos
a la Mariana, macarone
porque la pobrecita
era manquita y coja

salga la luna
la luna y el sol.

Un Aficionado dijo...

Ramona: Estamos de acuerdo en que hay que recuperar cantes tan bellos como la mariana para el repertorio de los festivales y grabaciones.

Anónimo: Efectivamente Escacena grabó, en 1.908, las marianas que comentas y que no tengo entre mis discos; por eso no la citaba. Según mis datos, Sebastián El Pena grabó, en 1.907, la mariana con el título "Cuando querrá el Dios del cielo" que es igual en todo a la de Escacena con la diferencia de la primera estrofa que El Pena no canta pero incluye, en la segunda copla, otra con la letra:
""Desde aquella alta montaña
a donde se cría la amapola
con un letrero que dice
que viva la reina española
mi alma te quiero"
Si mis datos son ciertos, cosa que en flamenco nunca se puede asegurar, parece ser que El Pena la grabó antes. Como quiera que fuese, tu comentario me ha obligado a consultar y voy a añadir a Escacena entre los que grabaron marianas. Pero insisto en lo arriesgado que es, sobre el flamenco, asegurar nada como cierto.