sábado, 16 de mayo de 2009

CANTES PRIMITIVOS (IV). TRILLERAS

IV. Los cantes de trilla

De internet. Desconozco el autor.

También se conocen con el nombre de trilleras. Como el resto de las temporeras se cantan sin acompañamiento de guitarra y el ritmo se sostiene con el sonido de los cascabeles prendidos en los arreos de las caballerías y/o con las voces arrieras con que el cantaor anima y estimula a las bestias.


Fernando de la Morena nos ilustra y nos canta, con ese estilo suyo personalísimo de cante natural, casi hablado, y esos ayes cortos, peros hirientes y punzantes, unas trilleras con el acento propio de su Jerez natal. Asiste, observando y asintiendo, su guitarrista Fernando Moreno.

video
Fragmento del concierto "Cantes del Barrio de Santiago" que se ofreció por el Canal Clásico de TVE.


Melódicamente tiene cierta semejanza con la nana andaluza. El cante de trilla es más lineal que melismático y no es un cante exclusivo de Andalucía ya que se cantaban en Castilla y en Extremadura. Incluso dentro de la propia Andalucía hay distintas variedades como las de Jerez, las de Huelva (Alosno) o las de Jaén.


Bernardo el de los Lobitos grabó para la Antología del Cante Flamenco (Hispavox, 1.954) que dirigió Pedro Del Valle, Perico el del Lunar Viejo, el siguiente cante de trilla que, para mí, es uno de los mejores que se han regitrado.


XX/


Sus letras, expresadas normalmente en estrofas de seguidillas castellanas, hacen referencia a las faenas camperas de la trilla y la siega. Como dicen Antonio Mairena y Ricardo Molina en "Mundo y formas del cante flamenco":

""Es una canción agradable, sencilla, inocente a veces, chispeante de malicia otras, cuyo encanto reside precisamente en su intrascendencia""



Con el sol ardiente del mediodía andaluz, mientras los hombres y mujeres descansan unos minutos para secarse el rostro surcado por el sudor o para tomar un trago de agua del refrescante búcaro, entonaban estos cantes que seguramente mitigarían la dureza de la faena.


No resisto la tentación de transcribir unas bellas palabras de D. Tomás Andrade da Silva escritas en el folleto que acompaña a la citada Antología de Hispavox

""En esta hora que precede al ocaso, cuando la faena de la siega ha sido ya cumplida, cuando ... los ojos van perdiendo el duro brillo de la fiebre y los pechos aspiran la fresca respiración de las montañas, es cuando surge el cante, el antiguo, sencillo y claro cante de trilla.""


XX/II



En este último archivo musical, el joven y ya importante figura del cante, el onubense Arcángel nos ofrece una trillera de Alosno, letra y música popular, acompañado por los compases de unas palmas sordas y percusión que ejecutan Tino di Gerlado, Antonio Coronel, Tomasito y Juan "El Lua".

Y para terminar, una letra popular de temporera muy interpretada como fandango por muchos artistas

Los surcos de mi besana
están llenos de terrones,
y tu cabeza, serrana,
está llena de ilusiones,
pero de ilusiones vanas.





2 comentarios:

Ramona dijo...

Joan Manuel Serrat tiene un cante de los que él hace que puede ser de la familia de éstos, aunque no en versión andaluza, a mi me ha gustado siempre mucho:

"Por la mañana rocío
al mediodía calor
por la tarde los mosquitos,
no quiero ser labrador".

Me encantan los cantes de trilla. Me recuerdan mi niñez cuando pasaba todos los meses de agosto en Calatayud, con mi abuela y a veces a los niños nos ponian encima del trillo - el rústico trillo de entonces - y nos paseábamos por el trigal. Ésto era un goce para nosotros...

Un Aficionado dijo...

¿Quién no se ha subido en un trillo de aquellos junto al abuelo, al padre, al hermano mayor...?

Incluso, a los niños, nos confiaban la tarea de barrer las granzas (restos de espigas que no se van con el aire) de la parva del cereal limpio...y uno se sentía importante...

Aun recuerdo aquella letra.

""Al Señor San Telmo
aire y más aire
para los trillaores
que no se acalme""